Es muy habitual tener la necesidad de insertar elementos a presión en piezas, bien sean casquillos, rodamientos embouts, etc. En esta clase de aplicaciones habitualmente es un requisito realizarlas con control de fuerza y posición.